image description

Arquitecturas de Riesgo

Dirección: Josep M. Rovira
Coordinación: Carolina B. García
Organizador: Universidad Internacional Menéndez Pelayo, UIMP
Lugar: Centre de Cultura Contemporània de Barcelona, CCCB
Ciudad: Barcelona
Fecha: 29 junio 2011 - 1 julio 2011
Ponentes: Joan Fuster, Josep M. Rovira, Béatrice Simonot, Maurici Pla, Enrique Granell, Marisa García Vergara, Alessandro de Magistris, Julio Garnica, Federico Soriano, Ramón Faura, Josep M. García Fuentes, Carles Serra, Carolina B. García, Ricardo Lampreave, Santiago Cirugeda, Pilar Pedraza, Robert Brufau, Paolo Sustersic, Antonio Pizza y Josep Lluís Mateo 
Patrocinadores: Ministerio de Ciencia e Innovación, Gobierno de España - MICINN, Acción complementaria HAR2011-14041-E SUBPROGRAMA HIST, en el marco del proyecto de investigación “BARCELONA, ARQUITECTURA Y CIUDAD, 1975-1975” (HAR2008-06439-C03-01/ARTE), Departamento de Composición Arquitectónica (DCA) y Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona (ETSAB)
Enllaç

Desde los primeros éxitos que la arquitectura brindó a la democracia, la arquitectura actual se ha acomodado a los programas del poder, al crecimiento sin sentido, a las obsesiones por la normativa y a las exigencias y absurdos de una planificación objetivada y adjetivada desde la lógica del beneficio. El resultado es una arquitectura adocenada, siempre igual, en la que sus autores, perdidas la capacidad de propuesta, se imitan unos a otros para conseguir resultados demasiado “políticamente correctos”, previsibles y dibujados antes de comenzar el proyecto.

El volumen como envolvente por el que transitan persianas deslizantes, hormigón blanco visto, planos verticales continuos, ornamento sin sentido, tectónica sin dialéctica, cromatismos innecesarios, escenografía sin propuesta; sometimiento a la ciudad, volumetría previsible, anunciada y sin capacidad de contestación, citas sin contenido, alardes estructurales innecesarios, censura previa por parte de los oficiantes del poder, programas estereotipados, solares basura, etc. han conseguido organizar una arquitectura de consenso apta para todos los públicos y gobiernos.

La actual crisis agrava las cosas. Ante la avidez de unos encargos inexistentes, la mayoría de los arquitectos han perdido, si es que esto podía ser, aún más capacidad de propuesta. La genuflexión de la arquitectura frente a los dictados de cualquier política, siempre obsesionada en perpetuarse, hace que el panorama se vislumbre un tanto pesimista. 
 
El curso pretende ofrecer las reflexiones alrededor de algunas arquitecturas, que en circunstancias mucho más desfavorables, fueron capaces de formular alternativas posibles. De modo provisional, las llamaremos arquitecturas de riesgo, en la medida en que fueron capaces de reflexionar sobre la disciplina y sus posibilidades, aunque ello no coincidiera con la inercia imperante, los programas establecidos o la incapacidad de invención. Las propuestas analizadas deambulan en el límite entre la utopía, considerada desde cualquier punto que un arquitecto pueda concebir, y un encargo que nunca podía llegar y que había que buscar como fuera. Convencidos de la utilidad de su propuesta y de la formulación de una arquitectura crítica, estos proyectos, propuestas y edificios, nos han dejado rastros más que suficientes para constituir un corpus disciplinar que alienta alternativas posibles a la mediocridad y adocenamiento en tiempo global.

Desde diferentes tiempos y propuestas, el curso se ocupará de poner sobre la mesa crítica aquellas alternativas que podían irritar o interesar a un poder que no quería necesitarlas o que simplemente no consiguió destruirlas o imposibilitarlas. Como siempre, hay márgenes. La historia nos ofrece muchos ejemplos que incitan a la reflexión. El curso hablará de ellos.